La arquitectura del hotel busca implementar un concepto en el cual el hombre y la naturaleza se unen armoniosamente en una sola entidad.

Sus ambientes cálidos y luminosos tienen el objetivo de asegurar la interacción con el increíble entorno que los rodea. Para que así, el visitante pueda sorprenderse con la grandeza de la selva Iryapú, mientras disfruta y se relaja en la comodidad de nuestras instalaciones.